UN METRO LIGERO PARA DONOSTIA - 1988

Hemos podido recuperar y digitalizar, gracias al Museo Vasco del Ferrocarril de EuskoTren, la propuesta de ‘Metro Ligero‘ para Donostia que elaboró la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Gipuzkoa entre 1987 y 1988: fue la primera semilla del actual trazado soterrado en construcción bajo las calles de Donostia.

En 1988 el Gobierno Vasco lanzó la propuesta de prolongar el TOPO en modo subterráneo desde Amara hasta el Hotel Londres, obra poco ambiciosa que sólo servía para mejorar la centralidad del TOPO, pero que no tenía mucha validez como mejora del transporte urbano de la ciudad ya que hay que tener en cuenta que, entonces, no existía la estación de Anoeta, aunque se estudiaba eliminar el  conflictivo paso a nivel existente con la construcción de un paso superior del tren, que integraría un apeadero. También en aquel momento estaba previsto renovar todo el material móvil del TOPO, inversión que se materializó con la compra de las unidades UT300.
Frente a esa propuesta, muy conservadora, y teniendo en cuenta que en Europa se estaban dando los primeros pasos para la recuperación del tranvía, nuestro socio Juanjo Olaizola viajó a Europa para asistir al “nacimiento”, en 1987, del segundo tranvía moderno de Francia y primero del mundo de piso bajo en Grenoble. Pensó en proponer que toda la inversión prevista se podía optimizar con la recuperación del concepto Tren/Tram que tuvo el TOPO hasta 1954 y su estación en la céntrica Calle Peñaflorida, desviando la línea actual desde Riberas de Loiola hasta el centro de la ciudad, a modo de tranvía. De esta forma, era innecesaria la supresión del conflictivo paso a nivel de Anoeta y, además, el tramo tranviario se podía convertir en un servicio de transporte urbano que pudiera reemplazar con éxito a la línea de autobuses más cargada de la ciudad, la Nº 7 “Amara-Anoeta”. Con la inversión prevista para nuevas infraestructuras (supresión del paso a nivel de Anoeta y penetración Amara-Londres) se podría financiar todo el tramo tranviario en doble vía desde Riberas hasta el centro de la ciudad y con la inversión prevista para los nuevos trenes de la serie 300 se podrían comprar los Tren/Tram necesarios para la línea internacional Donostia – Hendaia. 
Juanjo Olaizola, que entonces era secretario de la AAFG, analizó y elaboró una ambiciosa propuesta ‘Metro Ligero’ en 1988 que, 30 años después, la hemos podido recuperar en perfecto estado gracias al Archivo del Museo Vasco del Ferrocarril de EuskoTren. Fue la primeras semilla del regreso del TOPO al centro de Donostia, siendo expuesta y argumentada presencialmente, como asociación, ante el Ayuntamiento de Donostia, incluso el entonces presidente Kepa Perez Amuchastegui se reunió con los responsables de transportes de la Diputación de Gipuzkoa, pero ninguna vía tuvo éxito.
Después de tanta ilusión, en 2022 será hecha realidad y el TOPO volverá 70 año después al centro de Donostia, de forma distinta a la propuesta por la AAFG en 1988, aunque es un proyecto mejor para la época actual que vivimos.

DESCARGA EL PROYECTO

HAZ CLICK EN LA IMÁGEN PARA DESCARGAR